y...¿YA sabes ya
qué vas a estudiar?

Hay un tiempo en nuestras vidas en el que lo único que escuchamos es la pregunta:… ¿y sabes ya qué vas a estudiar? Puede ser un verdadero bombardeo y cuando la respuesta está clara ¡genial!, el problema viene cuando no lo tengo claro...

Punto de partida

No lo tengo claro y cuanto más me preguntan más angustiado vivo el proceso. Dentro de nosotros las preguntas tampoco paran:

¿Qué puedo hacer? ¿…y si me equivoco? ¿…y si luego esto no me gusta?

Esto me gusta pero... ¿y si luego no hay salida?

Es que yo... ¿en qué soy bueno?

Es necesario hacernos las preguntas que nos activen, que nos conecten con lo que somos, con lo que sentimos, con lo que nos gusta y tenemos varias opciones ante ellas:

› No respondemos, las acallamos.

› Aprovechamos la oportunidad que nos brindan para conocernos y tener criterios para elegir desde nosotros mismos.

› Dejamos que las respondan otros por nosotros

Como padres no tenemos dudas de que uno de los momentos más importantes para los jóvenes es la elección de carrera. Es un tiempo que en ocasiones se puede vivir desde el propio joven y/o desde casa con angustia e incluso con cierto miedo a “equivocarse”, sin olvidar la presión que en algunos casos y con determinadas carreras podemos ejercer los padres, profesores, amigos…

Si levantamos un poco la mirada nos damos cuenta que están frente a un momento vital que les brinda una gran oportunidad. Les permite conectar y reconocerse en lo que son, en lo que buscan, descubrir cuál es su modo de elegir, lo que les frena o lo que los impulsa. Podemos ver y ayudarles a ver esta etapa de elección como un gran regalo para ellos mismos.

El objetivo fundamental del proceso de Coaching es definir cuáles son sus criterios personales a tener en cuenta en la elección, para elegir desde dentro, siendo los protagonistas del proceso.

A lo largo del proceso acompañamos al joven, desde el respeto más profundo, ofreciéndole herramientas que le ayuden a conseguir su objetivo.

Cómo puede el Coaching ayudarme

Conocer tus criterios personales a tener en cuenta en la elección

Aprender a planificar objetivos

Conocer tus motivaciones, valores, competencias, capacidades, dificultades, miedos

Diseñar tu proyecto personal

Trasversalmente: conocer y gestionar tus emociones, reconocer creencias, mejorar la comunicación, aprender a gestionar el tiempo (productividad personal)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies