CONOCE EL COACHING

Hemos oído hablar mucho de Coaching, Coaching personal, educativo, deportivo, ejecutivo, de equipos… ¿sabemos lo que es el Coaching y lo que nos ofrece?…Y ¿cómo puedo saber si es el Coaching lo que me puede ayudar en este momento?

John Withmore, uno de los pioneros del Coaching como metodología, destaca la importancia del aprendizaje:

“Consiste en ayudar a alguien a pensar por sí mismo, a encontrar sus respuestas, a descubrir dentro de sí su potencial, su camino al éxito… sea en los negocios, en las relaciones personales, en el arte, el deporte, el trabajo…”

Antes de nada es importante que recuerdes que el Coaching NO es una terapia, es un proceso en el que voy acompañado por un experto (coach) que me va dando herramientas muy diversas para conseguir los objetivos o tomar decisiones que se me plantean ya sean laborales, personales, académicas…

Por tanto el coach no va diciéndote qué es lo que tienes que hacer sino que te ayuda a plantearte preguntas y a buscar las respuestas.

¿CUÁNDO EL COACHING PUEDE SER UNA OPCIÓN PARA TI?

Hay momentos en los que por razones muy diversas nos sentimos bloqueados, liados, no sabemos cuál es la razón pero no avanzamos hacia donde queremos y esto empieza a pasarnos factura.

En muchas ocasiones hay un acontecimiento, un detonante interno o externo que nos invita a decir “necesito un enfoque diferente”.

Durante el proceso trabajamos con otras metodologías como La Programación Neurolingüística o la Inteligencia emocional.

Programación Neurolingüística (PNL)

Es una metodología basada en estrategias prácticas para el desarrollo personal. Parte de la base de que cada persona tiene su propia visión de la realidad y del mundo, esta se va enriqueciendo y modificando a partir de las experiencias vividas. No somos conscientes de la mayoría de nuestros programas, la PNL nos ayuda a conocerlos, a tomar conciencia de sus posibilidades y limitaciones, y a cambiarlos si es necesario para desarrollarnos cuando estos nos limitan.

Algunas presuposiciones de las que parte la PNL:

› Cada persona tiene su visión o “mapa” de la realidad.

› No es la realidad la que nos limita, sino nuestros mapas de la misma.

› No existen fracasos, sino resultados con los que es posible aprender.

› Si lo que hacemos no funciona, hagamos algo distinto.

› Hacemos las cosas como mejor sabemos y podemos en cada momento.

› Toda conducta tiene una intención positiva.

Inteligencia emocional

Según Peter Salovey y John Mayer, psicólogos que acuñaron el término, la Inteligencia Emocional es la capacidad de sentir, entender, gestionar y modificar estados anímicos propios y ajenos. Más tarde Daniel Goleman popularizó el término, él consideraba que la Inteligencia Emocional se puede organizar en torno a cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, reconocerlos, manejarlos, crear la propia motivación y gestionar las relaciones.

La inteligencia emocional supone una serie de habilidades que pueden aprenderse, y son:

› La autoconciencia. Saber qué pasa en nuestro cuerpo, qué sentimos.

› La gestión emocional. Regular la manifestación de una emoción y/o modificar un estado anímico y su exteriorización.

› Motivarse y motivar a los demás.

› La empatía. Entender qué sienten otros, ponernos en su lugar.

› Habilidades sociales. Eficacia interpersonal y liderazgo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies