El gran reto de opositar

En muchas ocasiones cuando decidimos prepararnos para una oposición buscamos alguien que nos ayude, un preparador o una academia; nos va marcando pautas, temas, horas de estudio. Sin embargo, no pocas veces olvidamos prepararnos internamente para esta carrera de fondo.

Punto de partida

Al inicio estamos llenos de motivación sin embargo, cuando ya llevamos un tiempo hay numerosos factores que nos van restando eficacia y podemos pasar a ser nuestros peores enemigos.

Se nos alarga el tiempo invertido

El cansancio y la rutina se apodera de nosotros

El miedo nos invade de diferentes maneras

Podemos llegar al mundo de la oposición justo cuando acabamos de terminar nuestra formación académica o cuando después de un tiempo de trabajo o incluso de inactividad nos planteamos opositar y a veces incluso compaginamos trabajo y estudio.

En muchas ocasiones cuando decidimos prepararnos para una oposición buscamos alguien que nos ayude, un preparador o una academia; nos va marcando pautas, temas, horas de estudio. Sin embargo, no pocas veces olvidamos prepararnos internamente para esta carrera de fondo.

Durante un tiempo de nuestra vida cortamos o minimizamos nuestra vida social, familiar, incluso el ocio.

El camino de la oposición es arduo, a veces inviertes más tiempo del que inicialmente estimabas (no sólo tiempo diario de estudio sino también tiempo en el conjunto de tu vida) y esto mal gestionado puede pasar una factura considerable.

Al inicio estamos llenos de motivación sin embargo, cuando ya llevamos un tiempo y el cansancio, la dura rutina y los miedos (de mil maneras posibles) se apoderan de nosotros nos van restando eficacia. Pasamos a ser nuestros peores enemigos

También hay determinadas oposiciones en las que la exposición oral es una dificultad añadida, los nervios nos juegan una mala pasada e incluso la falta de confianza en nosotros mismos. Aquí la Programación Neurolingüística es una gran herramienta de ayuda. Nos permite por ejemplo, trabajar el modo en que transmitimos el mensaje para que llegue a todos o trabajar la imagen que queremos dar.

Se trata de dar la vuelta a esta situación, conectarnos con lo que nos impulsa y no con lo que nos frena y poner a trabajar lo mejor de nosotros mismos para conseguir nuestro objetivo.

Tener herramientas para gestionar nuestro estado, comunicarnos y exponer de un modo claro y eficaz, poder situar el tiempo que dedicamos a preparar la oposición dentro de nuestro proyecto de vida, recobrar la motivación, premiar los logros, puede ayudarnos a centrarnos en el estudio, a dar lo mejor de nosotros, a concentrarnos más y mejor y a estar totalmente enfocados en el estudio sin sentir por ello que nuestra vida se ha detenido.

Cómo puede el Coaching ayudarme

Recobrar la motivación

Planificar estudios y objetivos

Crear espacios de respiro

Mejorar la concentración

Gestionar las emociones

Ganar confianza

Mejorar la comunicación y la expresión oral

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies